Vidrio soplado a caña

EL VIDRIO SOPLADO

El soplado como técnica de conformado en caliente del vidrio se utilizó por primera vez por los artesanos sirios durante el siglo I a. C.

Vaso camafeo de Pompeya, s. I d.C. Museo Naziolane di Napoli, Italia.

en los territorios próximos a las costas sirio palestinas. La producción vidriera del Imperio Romano se benefició de esta innovación y desarrolló ampliamente una producción tanto para objetos suntuarios

(fig. 1) como de uso común  de mesa. Además, la extendieron por todos sus dominios, bien como producciones primarias en las que el vidrio se obtenía por fusión a partir de sus materias primas, bien como producciones secundarias a partir de prefundidos de vidrio procedentes de centros de producción de la metrópoli o de los lugares tecnológicamente más avanzados del imperio. La cultura fenicia también contó con talleres de vidrio soplado en el área mediterránea, Líbano, Israel, Palestina, Chipre y Egipto.

Fig. 2. Florero veneciano de vidrio filigrana, s. XVII. Allaire Glass Collection, EE.UU.

En la Edad Media desde el siglo XII al siglo XVII el centro vidriero más importante se situó en Venecia hasta que se desplazó a la cercana isla de Murano. Su principal producción de vidrio soplado fue el denominado cristallo, por la semejanza de su apariencia con el cristal de roca (cuarzo) al que pretendía imitar. Frecuentemente se utilizaban técnicas de conformado combinadas, como el soplado en molde y otras más sofisticadas desde el punto de vista ornamental o artístico como la filigrana, latticino, reticello, etc. (fig. 2) que demuestran la maestría y buen gusto de los artesanos muraneses.

Fig. 3. Reproducción del termómetro de Galileo Galilei, 1592.

De esta época también se tiene noticia de aparatos u objetos de vidrio soplado destinados a las operaciones de la alquimia y la investigación renacentistas (fig. 3).

Hacia finales del siglo XVII y por influencia del vidrio veneciano, el vidrio soplado había alcanzado en Asia Oriental un notable desarrollo, especialmente en China, Japón e India, si bien su impulso definitivo no se produjo hasta entrado el siglo XIX con la influencia occidental.

El vidrio veneciano decayó a finales del siglo XVII cuando el vidrio flint inglés (precursor del vidrio cristal al plomo actual) inició su extensión con nuevas composiciones, diseños y técnicas de ejecución (fig. 4).

Fig. 4. Licorera de vidrio flint inglés.

Posteriormente en el siglo XIX la industria vidriera experimentó un gran impulso gracias al desarrollo industrial y al avance del conocimiento científico y técnico del vidrio. Las patentes de fabricación mecanizada por técnicas combinadas como el soplado-prensado en molde permitieron la producción masiva de objetos de vidrio hueco.

Fig. 5. Reproducción del barómetro de Goethe, c. 1822.

Por entonces los grandes descubrimientos, inventos y avances de ciencias como la Física y la Química se sirvieron del vidrio soplado como material indispensable para la fabricación de instrumentos de medida y experimentación (fig. 5).

Desde el inicio del siglo XX los procedimientos industriales de fabricación automatizada de envases de vidrio, bulbos de bombillas, diodos y tríodos, objetos de mesa, etc. se fueron multiplicando y extendiendo inusitadamente, de modo que el vidrio soplado cuenta actualmente con una presencia indispensable e insustituible en todos los países para un sinfín de aplicaciones y usos (fig. 6).

Fig. 6. Diodo. John A. Fleming, 1904.

En cuanto a las obras de arte en vidrio soplado, se desarrollaron al ritmo de los avances técnicos y científicos. Alrededor de 1960 el llamado Studio Glass Movement se implantó como tendencia escultórica a nivel internacional (fig. 7).

Fig. 7. Alba Martin. Andante, c. 2014.

Actualmente se puede decir que el soplado, siendo una técnica tradicional y milenaria, se cuenta entre las mejor valoradas y más utilizadas por los artistas y escultores vidrieros contemporáneos, ya sea en la variedad de soplado con caña al aire como en la de soplado al soplete.

El soplado del vidrio engloba diversas técnicas por las que desfilaron las cañas de soplar de cerámica, posteriormente las de metal, el soplado al aire, en molde, en molde y prensado, etc. Como artesanía es un oficio que históricamente pasaba envuelto en un halo de secretismo de padres a hijos y de maestro a aprendiz, y aún hoy en día ese esquema de relación entre el maestro soplador y el aprendiz continúa en una profesión de más de 2000 años de tradición.

Semblanza Mª Ángeles Villegas Broncano

 

Mª Ángeles Villegas Broncano es doctora en Ciencias Químicas por la Universidad Autónoma de Madrid y en Arte por la Universidad de Granada. Profesora de Investigación de OPI, ha desarrollado su labor científica en el CSIC, en el Instituto de Cerámica y Vidrio (1984-2001), en el Centro Nacional Investigaciones Metalúrgicas (2001-2007) y, desde entonces, en el Instituto de Historia. Es la responsable de un grupo de investigación sobre materiales del Patrimonio Cultural, especialmente vidrios. Ha dirigido 4 tesis doctorales, es autora o coautora de más de 215 publicaciones en revistas y libros científicos, 3 patentes de invención y 9 libros completos, entre ellos Historia del Vidrio (CERVITRUM-CSIC, 2012), La escultura en vidrio (Ed. Universidad de Granada, 2017), Vidrieras de la Catedral de León (Programa Geomateriales y CERVITRUM-CSIC, 2018) y A través del vidrio. Ciencia. Tecnología. Arte (SECV y CERVITRUM-CSIC, 2020). Ha sido o es miembro de varios comités editoriales de revistas científicas y de comités de eventos científicos. Durante 12 años consecutivos fue la representante española en el Comité Técnico 16 (Sol-gel glasses) de la International Commission on Glass y desde 2015 en el Comité Técnico 17 (Archaeometry of glass). Es la presidenta de la Sección de Arte, Arqueometría y Patrimonio de la Sociedad Española de Cerámica y Vidrio. En 2015 fue distinguida con la Placa de Honor de la Asociación Española de Científicos.

 

Soplado de vidrio en España

En España  el vidrio soplado está desapareciendo. Para proteger esta tecnica se ha conseguido que el ministerio de cultura inicie el proceso para incluir la tecnica de soplado como manifestacion representativa del patrimonio cultural inmaterial.  Algunos pequeños talleres y Fabricas siguen resistiendo gracias a su constante trabajo y dedicación. 

 

admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *